Luis Miguel Díaz-Meco, experto en comunicación, consultor y docente, ofreció una charla sobre Comunicación Interna en la Universidad Carlos III de Madrid el pasado 14 de noviembre. Se trataba de una actividad organizada por el profesor Juan Pedro Molina Cañabate para sus alumnos de 4º de periodismo, pero también de puertas abiertas. La etiqueta con la que se cubrió el acto fue #LMDiazenlaUC3M y permitió que pudieran enviarse preguntas al conferenciante.

Decía Luis Miguel que las herramientas, la tecnología, no son las que dan solución a una mala comunicación interna, así como tampoco tener la última red social corporativa tapa la ausencia de unos valores en la organización.

Esta misma idea es la que aborda en su artículo sobre comunicación interna y redes sociales: antes de invertir en herramientas es más seguro apostar por valores.

Valores

Pero ¿cuáles son los valores sobre los que construir la comunicación interna? Según Luis Miguel:

  • Escucha.
  • Empatía. Principio PePa de Enrique Suerio: “Primero las personas, luego los papeles”
  • Valores y objetivos comunes.
  • Sé, haz, y sólo entonces, comunica.
  • Autonomía y libertad para tomar decisiones.
  • Expectativas claras.
  • Agradece, recompensa y motiva…
  • Y comunicar, comunicar, comunicar.

Son estos valores los que construyen organizaciones flexibles, abiertas y colaboradoras, donde la información fluye de forma horizontal y transparente, y en las que se escucha, pide opinión, se valora y se utiliza esa opinión.

Comunicación

Lamentablemente este modelo de empresa u organización no abunda y, como decía Luis Miguel, mucho menos el que se disponga de un Plan de Comunicación Interna.

Sin embargo, Díaz-Meco ofrece datos y estudios que ratifican que una buena comunicación interna no sólo mejora el clima laboral sino que tiene un impacto claro en la mejora de los resultados empresariales. Los beneficios que reporta se traducen en que:

  • Mejora la imagen externa y la reputación corporativa.
  • Descubre y aprovecha el talento de la organización.
  • Estimula la innovación y favorece el conocimiento compartido.
  • Ahorra tiempo y dinero.

¿Acaso no son suficientes motivos por los que apostar por la comunicación interna?

Herramientas

Partiendo, pues, de estas premisas, está claro que no todas las empresas u organizaciones se encuentran preparadas para incorporar software social interno.

En la tercera parte de “La Intranet social” subrayo que por encima de las tecnologías está la organización, su cultura y sus valores, y que las herramientas sólo pueden tener éxito en organizaciones que promueven una serie de valores caracterizados por la horizontalidad y la conexión de ideas y personas, entre otros.

Entre las claves que recomiendo para incorporar con éxito tecnología social en una organización (intranet social, red social corporativa) están algunas de éstas:

  • Liderazgo: contar con el apoyo de la dirección.
  • Gobernanza: políticas de uso y participación en los medios sociales internos.
  • Alinearse con las políticas de la organización, incidiendo en la política de comunicación (que incluye la comunicación externa, la participación en medios sociales, la comunicación interna).

Conclusión

En definitiva, podríamos inferir que las etapas de una estrategia de comunicación interna podrían pasar por el siguiente orden:

  • Trabajar en los valores de la empresa u organización.
  • Hacer que la Comunicación Interna sea un pilar de la organización y que se disponga de un Plan de Comunicación Interna.
  • Implantar tecnología social (red social corporativa, intranet social) como palanca para impulsar la comunicación interna y la gestión del talento y del conocimiento.

Ésta fue la presentación completa de la charla:

 

Quizá te puede interesar también mi artículo “Comunicación interna en Bibliotecas” publicado en BiblogTecarios y en El Blog de la BNE.